La otra crisis: Garantías abortivas

            El periodo de prácticas es necesario e imprescindible para discernir la vocación profesional y también para afianzar esa teoría que los estudiantes reciben en los centros educativos. Algunas empresas reciben con los brazos abiertos a esa nueva savia conceptual que reactivará la ilusión de los comienzos. Y entre esas empresas dispuestas a acoger a un buen número de becarios en prácticas está la COPE, la cadena radiofónica que va camino de ser la emisora número uno en cantidad, y por lo tanto también en variedad, de oyentes. Pero claro, no es oro todo lo que reluce y en ese desembarco masivo de becarios, jóvenes en su mayoría, podemos encontrar personas de diversas y contrapuestas ideologías, fiel corolario de un sistema educativo relativista y de la falta de criterio moral en el seno de las familias.

            Seguro que una de las noticias del informativo radiofónico de las cinco de la mañana de aquel martes, 3 de mayo de 2022, fue redactada por un jovencísimo becario, hijo de un tiempo donde la implantación del aborto es una realidad asumida por la sociedad española. Por eso, cuando informó sobre la filtración del borrador con el dictamen mayoritario de la Corte Suprema de Estados Unidos que trata de revocar el supuesto derecho al aborto en aquel país, la noticia sonaba catastrofista y terminaba con una especie de advertencia, pues de aprobarse definitivamente ese dictamen, supondría “el final de las garantías”. ¿A qué tipo de garantías se está refiriendo esta noticia de la COPE? Porque la primera garantía que las leyes de cualquier país deberían proteger es el derecho a la vida. ¡Oír para creer!

Deja una respuesta