La otra crisis: Los bienaventurados de la señora Oltra

            Los valencianos de bien se han alegrado sobremanera al recibir la felicitación navideña de su vicepresidenta, la señora Mónica Oltra. Una felicitación que ningún otro político, menos aún los acomplejados llamados de “derechas”, se hubiera atrevido a enviar, pues recoge unos versículos del Evangelio de san Mateo y termina con un “Feliz Navidad”, que no con el políticamente correcto “felices fiestas” con elfos y duendes incluidos.

            El compromiso por la libertad, la vida y el amor que nos desea la vicepresidenta Oltra para este 2022, si realmente nos queremos acercar aún más al significado de esos versículos, podría concretarse de la siguiente forma: Porque tuve hambre, ya desde el seno materno, y me disteis de comer durante nueve meses; tenía sed, postrado en esa camilla de un hospital de enfermos terminales, y me disteis de beber con una sonrisa en los labios; fui forastero, cuando llegué a esa residencia de ancianos extraña para mí, y me acogisteis con cariño; estaba desnudo, desahuciado por mis limitaciones, y me vestisteis; estaba enfermo, antes incluso de nacer, y me visitasteis; estaba preso, por culpa de esa dolencia incapacitante, y vinisteis a verme…

Deja una respuesta