La otra crisis: Oltra y el final de los MENA

           La situación en algunas ciudades españolas, como es el caso de Ceuta, es casi insostenible, pues los centros de acogida de menores extranjeros no acompañados ya no dan más de sí y muchos jóvenes deambulan por las calles en un auténtico desamparo. Por eso, ahora más que nunca, viene a cuento recordar ese dicho que afirma que “es de biennacidos ser agradecidos” y empezar a exigir la práctica de esa caridad que es uno de los pilares fundamentales en las religiones monoteístas que se profesan en nuestro país.

            El pueblo valenciano se ha caracterizado siempre por su apertura de mente, por su capacidad de acoger al migrante y también de hacer las maletas, apretarse el cinturón e ir a buscarse la vida donde fuera cuando ha sido necesario. Por eso, de la mano de nuestra vicepresidenta Mónica Oltra, y desde su Consejería de Igualdad y Políticas inclusivas, se podría trazar un ambicioso plan de acogimiento familiar que se hiciera cargo de todos esos menores que se encuentran hacinados o abandonados a su suerte por las callejuelas de cualquier ciudad española.

            Eso sí, si pensamos de verdad en el bien de esos menores, en que se sientan comprendidos y atendidos en sus necesidades más íntimas, caeremos en la cuenta de la conveniencia de buscar familias de acogida con sus mismas raíces culturales, que hablen el mismo idioma, profesen las mismas creencias y hasta sus mismos anhelos. Y ahí es donde la vicepresidenta Oltra ha de mostrar la generosidad que se va a demandar a esas familias de acogida y ofrecerles unas ayudas y unos incentivos económicos atractivos y más que tentadores. De ese modo, aunque quizá no hiciera falta, incentivará que ese agradecimiento por lo ya recibido y esa práctica de la caridad, que es un pilar fundamental de toda religión, se activen para acoger con los brazos abiertos a todos esos menores y brindarles la posibilidad de recibir una buena educación, desarrollar todo su potencial y poner su granito de arena para que la Comunidad Valenciana siga siendo “la millor terreta del món”.

Deja una respuesta