La otra crisis: Revolución sexual matemática

            Nuestro Gobierno progresista no quiere saber nada sobre el “sexo de los ángeles”; parece ser que no son muy creyentes. Eso sí, ahora les ha dado por darle un enfoque sexual y emocional, de género lo denominan, a las matemáticas escolares.

            Sin ningún género de dudas, nunca mejor dicho, la persona elegida para poner en marcha esta revolución matemática sexual será la flamante ministra Irene Montero, especialista en desdoblar por partida triple el género de las palabras. Los términos “suma”, “resta”, “división” o “multiplicación” no corren peligro alguno de transformación, pues los acompañan los artículos femeninos “la” y “una”. Donde la ministra Montero tendrá que poner toda su capacidad creadora a trabajar será, por ejemplo, en la reformulación nominal de las figuras geométricas: “la círcula”, “la cuadrada”, “la triángula”, “la romba”…

            Menos mal que la señora Montero está de vacaciones y, además, recibe ayuda externa para criar a su extensa prole, pues le va a faltar tiempo para repasar el currículo del área de matemáticas de todos los niveles educativos, de Infantil a Bachillerato, pasando por la Primaria y la Secundaria. Y si no, que contrate a alguna asesora más. Y es que donde comen treinta, comen cuarenta y dos… ¡Faltaría menos!

Deja una respuesta