La otra crisis: Al servicio de la verdad

            Ya llegó el año 2021, el año del principio del fin de esta terrible pandemia gracias a las vacunas y al mantenimiento de esas medidas de higiene y prevención.

            También este año vamos a estrenar una nueva ley de Educación que, al igual que la Lomce del Partido Popular, consta de un solo artículo y mantiene la estructura de la Loe del presidente Zapatero con algunas modificaciones y ampliaciones.

            La Lomloe, también llamada ley Celaá por ser el apellido de la ministra de Educación, insiste en los postulados de siempre, y que aparecen en todas las leyes habidas y por haber, y añade algunos que son marca de la casa: calidad, equidad, igualdad, perspectiva inclusiva, no sexista y de género o una libertad que será “adecuada y equilibrada” según los criterios que la ley establece.

            Este año 2021, que ya ha echado a rodar, pasará a la historia si las vacunas logran frenar la pandemia y si los postulados que la ley de Educación establece sirven a la verdad y se basan en la realidad de las cosas, y no en meros pareceres, sentimientos u ocurrencias recargadas de la ideología de los deseos hechos ley.

Deja una respuesta