La otra crisis: Exterminio natural

        Mientras los españoles estamos pensando en cómo y dónde vamos a celebrar la Navidad, nuestro Gobierno va a ejecutar una ley de la eutanasia para instaurar del todo esa cultura de muerte que envuelve a esos políticos que se autodenominan progresistas.

            Antes de que celebremos el nacimiento del Niño en el portal de Belén y que llegue el nuevo año, este Gobierno pretende aprobar también la nueva Ley de educación y unos presupuestos que cuentan con el apoyo de los partidos que anhelan la desintegración de España. Y eso que seguimos en un estado de alarma que perdurará hasta el próximo mes de mayo.

            Pasarán los años y cada vez será mayor el número de personas que opten por adelantar su muerte “natural”. Ancianos, enfermos crónicos, personas con discapacidades severas o afectadas por una depresión, son candidatos claros para solicitar ese nuevo servicio que nos ofrecerá la sanidad pública. Y si alguno se despista, tiene alguna duda o se niega a aceptar su singular situación, su propio médico será el que podrá aprobar su muerte “digna” y poner fin a tanta indecisión.

            Este Gobierno presume de progresista, de institucionalizar derechos sociales, pero adolece de una ignorancia histórica que deja en evidencia su sectarismo ideológico. Porque resulta que la Ley de la eutanasia ya se aprobó en un país europeo hace más de ochenta años. Sí, la impuso un señor llamado Hitler en la Alemania nazi de 1939. Así es el “progresismo” de este Gobierno. Ver para creer.

Deja una respuesta